La Voyager 1 en la frontera del Sistema Solar

La Voyager 1 de la NASA ha pasado la región fronteriza en el borde del Sistema Solar y está enviando información sobre este área nunca antes explorada. Es la opinión que han lanzado un grupo de científicos de la Universidad de Maryland.

Voyager 1“Hemos confirmado por vez primera que la Voyager 1 cruzó la zona conocida como “termination shock” el 16 de diciembre de 2004,” afirmó Frank McDonald, científico principal en el instituto de ciencia, física y tecnología de dicha universidad. Dicha zona marca el principio de una región de transición en el borde del Sistema Solar que se conoce como el heliopausa.

“Hasta este momento ha habido discusión entre los científicos sobre si la Voyager 1 había cruzado esta zona el 16 de diciembre de 2004″ comentaba McDonald.

Esta zona conocida como “termination shock” es una onda expansiva del viento solar que es frenada pasando de velocidades hipersónicas hasta velocidades subsónicas ha sido tradicionalmente teorizado por los científicos como un acelerador inmenso de partículas y estos resultados confirman en gran parte esto, percibiéndose un aumento notable en intensidad de partículas con energías nunca antes vistas. Además, el instrumento LECP determina indirectamente que la velocidad del viento solar en el heliopausa es claramente subsónica.


Sin embargo, Matthew Hill explicaba que se sorprendieron al observar que ciertas partículas llamadas “rayos cósmicos anómalos” no parecen ser aceleradas en esta zona, o por lo menos no en el área donde Voyager 1 cruzó. Lo cual es muy extraño ya que existe un consenso muy amplio acerca de la teoría de que estos rayos serían acelerados.

“Esto que hemos observado tiene el potencial de dar vuelta a tres décadas de investigación sobre rayos cósmicos anómalos” comentaba Hill.

Nuestro sol está rodeado por una burbuja conocida como la heliosfera que se extiende más allá de los planetas exteriores del Sistema Solar. Esta burbuja está formada por el viento solar; partículas eléctricamente cargadas que son expulsadas hacia fuera del sol a millones de kilómetros por hora. Como el sol gira alrededor del centro de nuestra galaxia a miles de kilómetros por hora, esta burbuja, o heliosfera, atraviesa nubes de polvo, gas y partículas cargadas que se encuentran entre las estrellas.

En el borde externo del heliosfera, está la heliopausa, una zona de transición o región fronteriza donde el viento solar está influenciado directamente por la presión de las nubes interestelares a través de las cuales nuestro Sistema Solar viaja. La duda acerca de cuando la Voyager 1 llegó a la heliopausa proviene del hecho de que la localización y el tamaño exactos de esta región de transición no son estáticos, cambia basándose en las presiones relativas del viento solar y de las nubes interestelares en contraposición.

El principio de la región de la heliopausa está marcado por la “termination shock”, el punto en el cual el viento solar se ralentiza precipitadamente generando una onda de choque producida al frenarse el viento solar. Esta onda de choque es similar a la estampida acústica que ocurre en la tierra cuando un avión cruza la barrera del sonido. El borde exterior de la heliosfera es la heliopausa, que marca el final de nuestro Sistema Solar. En la heliopausa, la fuerza o la presión del viento solar es frenada y balanceada por la de la presión de las nubes interestelares.

McDonald, que ha trabajado en las misiones voyager desde el principio, dijo que Voyager 1 debe alcanzar el final de la heliopausa, o el extremo del Sistema Solar en los ocho o diez años próximos. “cuando comenzamos ninguno de nosotros pensó que esta misión diera para tanto. Ahora han transcurrido 28 años, y no hay razón para pensar que no pueda durar muchos más.”

Cuando los Voyagers fueron lanzados en 1977, su misión era explorar los planetas gigantes Júpiter y Saturno. Sin embargo, después de terminar sus misiones iniciales Voyager 2 se dirigió a explorar Urano y Neptuno, la única nave espacial que ha visitado estos planetas externos. Ahora sigue a su hermana y podría cruzar la misma zona que ha cruzado su gemela antes de 2008.”

Fuente: Universidad de Maryland
Traducción: Sondas Espaciales

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Redifusión RSS de los comentarios de la entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo