La sonda japonesa Hayabusa tiene dificultades para regresar a la Tierra

La sonda japonesa Hayabusa, que el sábado llegó a un asteroide y aparentemente tomó muestras del mismo, registra problemas para regresar a la Tierra, informó hoy la Agencia de Exploración Espacial de Japón (JAXA). HayabusaLlevamos tiempo siguiendo la “aventura” de esta sonda y realmente es apasionante, a los problemas para aterrizar y las dudas de la propia Agencia Espacial de dicho contacto sobre el asteroide se les suma ahora la posibilidad de que todo el esfuerzo para poder tomar muestras se vaya al traste debido a la escasez de combustible. Una verdadera pena.

Fuentes de la JAXA, citado por la agencia Kyodo, explicaron que la Hayabusa experimenta dificultades con el control de su posición debido a una fuga de combustible en un circuito de propulsión del ingenio.

Además, el segundo juego del sistema de propulsión no produce el impulso necesario por lo que, si no se logra superar el problema, será “casi imposible” el retorno de la sonda a la Tierra.


La JAXA hace todo lo posible para solucionar el problema antes de mediados de diciembre, cuando vence el tiempo máximo de espera antes de que la sonda deba emprender el camino de vuelta a la Tierra.

La Hayabusa mide seis metros de envergadura y fue lanzada al espacio en mayo de 2003, en una misión que ha costado cerca de cien millones de dólares.

Muestras de asteroide

El pasado 26 de noviembre la Hayabusa se posó por segunda vez en una semana en el asteroide Itokawa y, según los datos de la JAXA, posiblemente pudo recoger muestras de la superficie del asteroide que revelarán datos clave sobre la historia del Sistema Solar.

Sólo se podrá conocer si la Hayabusa tuvo éxito en esta misión cuando haya regresado en junio de 2007 a la Tierra, donde tiene previsto aterrizar en un lugar remoto del desierto australiano.

Ese asteroide fue descubierto por científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Estados Unidos, en 1998 y recibió su nombre en honor a Hideo Itokawa, el pionero de la investigación espacial japonesa.

A 290 millones de kilómetros de la Tierra, entre nuestro planeta y Marte, el Itokawa tiene forma de patata, mide 584 metros de longitud y 270 metros de anchura, y los científicos creen que es el resultado del impacto de otros objetos celestes mayores.

Las muestras que pueda traer la Hayabusa podrían desvelar muchos secretos sobre la formación de los asteroides y cuándo tuvieron lugar tales colisiones.

Fuente: 20minutos

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Redifusión RSS de los comentarios de la entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo