¿Cómo debería haber sido la vida en Marte?

La vida podría haber tenido unos difíciles comienzos en el ambiente primigenio del que se ha encontrado marcas en las rocas examinadas por el rover Opportunity. Un profundo análisis de los descrubrimientos del rover revela los difíciles retos que la vida podría haber Martetenido que afrontar en el severo entorno marciano.

“Estos son los artículos más importantes que nuestro equipo ha publicado,” dice el Dr. Steve Squyres de la Cornell University, Ithaca, New York. Él es el principal investigador de los equipos científicos del Opportunity y su rover gemelo, el Spirit. El abultado informe contiene el estudio de los hallazgos del Opportunity más concienzudo llevado a cabo hasta el momento.

Los científicos han sido capaces de deducir que las condiciones en la región de Meridiani Planum fueron tremendamente ácidas, oxidantes, y en algunos momentos, húmedas. Estas condiciones plantean unos retos muy duros al potencial origen de la vida en Marte.


Basándose en los datos del Opportunity, nueve artículos de 60 desarrolladores en el volumen 240, primer tomo, de la revista Earth and Planetary Science Letters discuten sobre cómo era esta zona de Meridiani Planum eones atrás. Los artículos muestran comparaciones con algunos ambientes extremos presentes aquí en la Tierra y examinan las distintas configuraciones que podría haber adquirido el desarrollo de la vida en el planeta rojo.

El Dr. Andrew Knoll de la Harvard University, coautor de uno de los artículos, afirma que “la vida que habría evolucionado en otros lugares u otros momentos en Marte, si es que esto ocurrió, debería estar adaptada a las condiciones reinantes en Meridiani Planum, pero las reacciones químicas típicas que suponemos dieron origen a la vida en la Tierra sencillamente no podrían haberse desarrollado en Meridiani.”

Los científicos analizaron los datos de capas sedimentarias de 70 metros de espesor expuestas dentro del cráter Endurance. Identificaron tres zonas dentro de estos apilamientos. Las inferiores y más viejas capas tenían estructuras de dunas secas de arena; la capa intermedia tenía finas láminas de arena con signos de erosión por viento. Las partículas de ambas capas fueron producidas en parte por la evaporación previa de agua líquida. Por último, la zona más supercicial, con algunas capas depositadas por corrientes de agua líquida, corresponden a las capas que Opportunity encontró al principio dentro de un pequeño cráter cerca de su lugar de aterrizaje.

Los materiales de las tres divisiones tienen en común que estuvieron en un entorno húmedo tanto antes como después de que se formara la acumulación, bien por la acción del viento o del agua. Los investigadores describen evidencias químicas de que los granos de sal depositados en las capas fueron alterados por agua antes de que estas se formaran. Los científicos analizan cómo el movimiento de agua ácida a través de las capas después de su sedimentación pudo causar cambios como la formación de esférulas ricas en hematita dentro de las rocas.

Pruebas experimentales y teóricas refuerzan esta interpretación de los cambios causados por la interacción del agua ácida con las capas rocosas. “Hemos simulado rocas marcianas en laboratorios, y las hemos hecho atravesar por fluidos ácidos,” dice el investigador Nicholas Tosca de la Stony Brook State University de New York. “Nuestro modelo teórico muestra que los minerales que se esperan sean formados cuando estos fluidos se evaporan revisten una gran similitud con los identificados en los afloramientos de Meridiani Planum.”

La acumulación de capas en el cráter Endurance deriva de un entorno cambiante hace, probablemente, de 2.5 a 4 billones de años. El área debió tener apariencia de llanuras saladas con la presencia ocasional de agua, rodeado de dunas. La región de White Sands, en Mexico, tiene una similitud física importante. Para la química y mineralogía del entorno, un rio ácido llamado Rio Tinto, en España, posee similitudes muy útiles, dice el Dr. David Fernández-Remolar, del Centro de Astrobiología de España, coautor de uno de los artículos.

Muchos tipos de microbios viven en el entorno del Rio Tinto, lo que aporta un motivo para apoyar la idea de que la antigua Meridiani Planum podría haber sido habitable igualmente. Sin embargo, los organismos de Rio Tinto descienden de poblaciones que vivieron en ambientes menos ácidos y difíciles. Si Meridiani albergó alguna vez vida, se tendría que haber originado en otro hábitat más favorable.

“Hay que ser muy cuidadoso cuando se habla de la perspectiva de vida en Marte,” dice Knoll. “Hemos observado realmente una parte muy pequeña del planeta rojo. Los registros geológicos que Opportunity ha almacenado provienen de un período corto dentro de la larga historia del planeta.”

Fuente: Sondas Espaciales

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Redifusión RSS de los comentarios de la entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo