Los pelos de las patas se pegan mejor en los techos mojados

Un grupo de investigadores ha demostrado por vez primera que la humedad incrementa la fuerza adherente de los diminutos vellos de las patas de los gecónidos.

Adherencia patasLos científicos, del Instituto Max Planck para la Investigación de los Metales, en Stuttgart, han tenido éxito al examinar detalladamente los mecanismos adherentes de las plantas de las patas de los gecónidos usando la microscopía de alta resolución y ciertos “trucos” especiales.

Los investigadores han descubierto que a escala nanométrica, la adherencia de los gecónidos aumenta con la cantidad de humedad. Es un hallazgo importante para el desarrollo, inspirado en la biología, de un sistema de adhesivos artificiales, útil, por ejemplo, para nuevos y más eficaces tipos de cintas autoadhesivas.


En la planta de cada pata de un gecónido hay unos mil millones de nanopelos. Son diminutos vellos adhesivos, de aproximadamente 200 nanómetros tanto de ancho como de largo. Estos vellos ponen a los gecónidos en contacto físico directo con su entorno y se asientan en un sistema adherente ordenado jerárquicamente en tres partes, en la zona superior de estructuras de alrededor de un décimo del diámetro de un cabello humano, aproximadamente 100 micrómetros de largo y seis de ancho. Estas estructuras alineadas forman en su conjunto otro tipo de estructura, que siendo de 400 a 600 micrómetros de largo pueden ser examinadas a simple vista.

El sistema permite a los gecónidos pegarse a casi cualquier techo. Hasta ahora, los científicos dudaban acerca de cuál era el mecanismo responsable de la notable habilidad adherente de los gecónidos. Lo que estaba claro era que el sistema es “seco”, en el sentido de que funciona sin ninguna secreción propia. Se vale del agua, que está presente como una película delgada en cada superficie terrestre.

Hasta ahora, los experimentos sólo se habían llevado a cabo a nivel de estructuras o grupos de nanopelos (de 100 a 1.000 nanopelos). Pero hace algunos meses, los investigadores del Instituto Max Planck de Stuttgart usaron un Microscopio de Fuerza Atómica (AFM) para medir la capacidad adherente individual de los nanopelos.

Ahora, los científicos han medido la fuerza adhesiva de los substratos a varios niveles de hidrofilicidad (la tendencia a unirse con el agua), así como a varios niveles de humedad del aire.

Las mediciones desvelan que mientras más hidrófilo sea el substrato, mayor será la fuerza adherente.

Estos resultados ayudarán al desarrollo de nuevas cintas adhesivas reutilizables, entre otras aplicaciones.

Imagen: Nanoestructuras en las plantas de los pies de un gecónido. Max Planck Institute for Metals Research
Fuente: Max Planck Institute for Metals Research
Noticias21

Comentarios

  • By Jose Piñeiro, Febrero 16, 2008 @ 11:42 am

    Creo que la noticia es erronea y el error debe estar en la traduccion.

    Las patas de los gekos no se pegan en las superficies mojadas, como sabe cualquiera que halla observado a uno de estos animales.

    Las patas se pegan mejor en superficies hidrófilas, cosa que tambien sabiamos. Las superficies aceitosas y algunos plasticos hidrofugos no le gustan nada.

    Hace tiempo que se sospecha que la fuerza que les permite pegarse a los techos es el enlace de punte de hidrogeno que se da en sustancias polares.

    Hidrófilo y mojado son dos cosas muy diferentes.

Otros enlaces a esta entrada

Redifusión RSS de los comentarios de la entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo