Misteriosas células sensibles del ojo

Un fotorreceptor retinal recientemente descubierto ajusta su sensibilidad a diferentes condiciones de luz. Estas raras células están emparentadas con los bastones y conos de la retina.
Celulas ojo
(NC&T) Aunque los bastones y conos claramente se ajustan a los niveles de luz, se desconocía que las nuevas células ganglionares de la retina intrínsecamente fotosensibles, o ipRGCs, también lo hiciesen. El proceso de adaptación en las ipRGCs es, no obstante, más débil y lento que en los bastones y conos.

El hallazgo, realizado por científicos de la Universidad Brown, donde tales células se descubrieron, prueba que el ojo tiene sistemas complementarios de señalización cerebral en funcionamiento. Los bastones y conos rápidamente comunican los cambios de brillo, señales que nos permiten detectar una pelota moviéndose a gran velocidad a través del cielo, o un animal irrumpiendo de pronto en la carretera. Pero las ipRGCs actúan de modo diferente. Envían señales acerca del brillo global, comunicando al cerebro cuándo es de noche y cuándo es de día.


Estas células funcionan como el fotómetro de una cámara. Indican al cerebro cuándo contraer la pupila según la cantidad de luz registrada en el transcurso del tiempo.

David Berson, Profesor de Oftalmología y Ciencias Visuales, descubrió las ipRGCs en su laboratorio de neurociencia en la Universidad Brown hace tres años. Estas células, cuyo número no supera las 2.000 en el ojo, tienen una conexión directa al cerebro, enviando mensajes eléctricos a un área que regula la pupila y a otra que controla el reloj biológico. Este ritmo circadiano gobierna los estados de alerta y sueño, la producción de hormonas, temperatura corporal y función orgánica.

Tiempo atrás, el laboratorio de Berson reveló que una proteína llamada melanopsina tiene un papel crucial en el funcionamiento de las ipRGCs, aunque la fisiología de éstas no estaba claramente dilucidada. Ahora se sabe que, aunque actúan de forma similar, tienen una respuesta más lenta que los bastones y conos, y no ajustan completamente su sensibilidad. Es una diferencia de grado, no de tipo.

Para llegar a los nuevos descubrimientos, Berson, Kwoon Wong y Felice Dunn expusieron ipRGCs de rata a una serie de destellos de intensidad creciente, y midieron los cambios en el voltaje de la membrana celular, una medida de respuesta neuronal, concluyendo que ocurrían cambios en la sensibilidad de estas células.

Fuente: Noticias21

Comentarios

  • By rosa, Junio 10, 2008 @ 1:49 am

    oye me an degado una tarea de ciencia ambiente
    pues tengo que buscar bastones me puedes ayudar por favor

Otros enlaces a esta entrada

Redifusión RSS de los comentarios de la entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo