El meteorito que provocó la extinción de los dinosaurios creó un ‘tsunami’ con olas de 90 metros

authorCarlos Martin | Febrero 8, 2006

La península del Yucatán, en México, recibió el impacto hace ahora 65 millones de años de un meteorito que provocó la extinción de los dinosaurios. El choque contra la Tierra de este cuerpo, de diez kilómetros de diámetro, generó un tsunami con olas de 90 metros de altura.

OlasCon una velocidad de hasta 250.000 kilómetros por hora, el meteorito atravesó la atmósfera en pocos segundos, generando un terremoto de magnitud 13, un tsunami con olas de hasta 90 metros de altura e inyectando a la atmósfera y a la estratosfera unos 21.000 kilómetros cúbicos de polvo y fragmentos de roca, según los científicos, entre los que se encuentra José Luis Sanz, catedrático de la Unidad de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid y uno de los principales expertos españoles en su área.

Read more »

Las células clonadas son indistinguibles de las normales

Analizando completamente los perfiles de expresión genética de células clonadas y las derivadas del proceso normal de fertilización unos investigadores han concluido que ambas células son indistinguibles.

Células embriónDespués de que se hayan realizado la clonación de diversos animales los expertos creen que un porcentaje de estos animales clonados son portadores de defectos. Como se desea utilizar células clonadas para la realización de terapias regenerativas hay preocupación por los posibles resultados de aplicar estas técnicas sobre humanos.

Sin embargo, parece que las técnicas de clonación producen líneas celulares (al menos en animales) que parecen ser normales. La pregunta es saber por qué si las células producidas por clonación son normales los individuos producidos por la misma técnica no lo son.

Read more »

Las tecnologías emergentes permitirán controlar los cerebros en unos años

Controlar los genes de la población, sus sistemas inmunitarios e incluso sus cerebros será factible en poco tiempo, Cerebroadvierte un informe elaborado por expertos norteamericanos en seguridad y que acaba de hacerse público. El informe advierte que los peligros derivados de ciertas tecnologías pueden ser mucho más graves de lo que se ha pensado hasta ahora, señalando entre otras cosas la posiblidad de que en esta década se diseñen armas biológicas genéticas capaces de acabar con determinados grupos étnicos.

El dos de abril de 1979, en un complejo militar de Sverdlovsk (hoy Ekaterimburgo), en la ex Unión Soviética, hubo una explosión que accidentalmente liberó unos cuantos miligramos de esporas de ántrax, lo que produjo la muerte de casi 70 personas.

Fue uno de los primeros ejemplos de que las armas biológicas tenían un tremendo potencial de destrucción, es decir, que son armas de destrucción masiva, un término que preocupa al Gobierno de Estados Unidos.

Read more »

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo