Boeing diseña un avión monocromático para ahorrar combustible

authorCarlos Martin | Enero 12, 2007

Boeing787La compañía estadounidense Boeing está desarrollando un nuevo avión con una característica sencilla pero más importante de lo que podría creerse: será de un solo color. Los ingenieros han descubierto que fabricando aviones monocromos tendrían una menor resistencia al aire en pleno vuelo, lo que permite un gran ahorro de combustible por año y avión. Aprovechando el llamado flujo laminar de las corrientes de aire, se evita el rozamiento con los flujos turbulentos, lo que deriva en un menor consumo de carburantes.

Concretamente el modelo será el Boeing 787-Dreamliner donde la zona de carga tiene una superficie fina, ajustadamente controlada, que mantiene dicho flujo laminar a mayor distancia de ella que los diseños estándar. Mantener así el flujo laminar reduce el rozamiento de la nave en vuelo porque este flujo produce mucha menos fricción en la superficie que los flujos turbulentos.

Para conseguir mantenerlo resulta necesaria una superficie continua y fina, que no tenga irregularidades en la pintura, irregularidades que suelen producir los cambios de color de los esmaltes o de los detalles pintados que se añaden a los aviones.

Boeing ha elegido el color gris para el 787 porque complementa la apariencia metálica de la zona de carga o de pasajeros. Según los cálculos de los ingenieros de Boeing, las capas de pintura, comunes en los aviones para identificar las aerolíneas, incrementan el consumo de combustible en 113.562 litros por año y avión, por lo que un cambio así, teniendo en cuenta el precio actual de los carburantes, contribuirá positivamente a las economías de las aerolíneas.

Este nuevo modelo se espera que sea comercializado en 2008.

Fuente: Tendencias21

[Vídeo] Ascensor espacial

Mucho se ha hablado de un hipotético ascensor espacial que conectaría la superficie terrestre con el espacio, facilitando así tareas como llevar suministros a la Estación Espacial Internacional, o incluso personas.

Si bien al principio parecía más un tema de ciencia ficción, poco a poco han ido surgiendo noticias de una puesta en marcha real, así como diversos prototipos del ascensor en cuestión.

Su desarrollo se basaría en un cable de nanotubos de carbono (material super-resistente) desde la superficie del planeta hasta una plataforma orbital situada a una altitud de 35.000 Kms, y luego utilizar la tecnología de levitación magnética para subir y bajar la carga, o los pasajeros, de la tierra al espacio.

Pues bien, si como me ocurría a mí, a vosotros también os cuesta imaginarlo, seguro que este vídeo os aclarará un poquito mejor su funcionamiento.


Vía Meneame

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo