Prótesis con sentido del tacto

authorCarlos Martin | Noviembre 29, 2007

Mujer_brazo_bionicoUn grupo de científicos acaba de lograr un importante avance hacia la posibilidad de crear extremidades sensibles, restableciendo el sentido del tacto en dos pacientes con brazos artificiales.

Para conseguir esto, se recondujeron hacia el pecho los nervios que quedaron de las extremidades, de modo que si se aplicaba presión sobre sus pechos, los dos pacientes podían sentir los brazos y manos que perdieron, hasta el punto de poder identificar incluso el lugar de la mano que era tocado.

Este descubrimiento es el primer paso para llevar estos nervios perdidos a prótesis como manos, pies y brazos artificiales, dotándolos de sentido del tacto.

En los dos pacientes a los que se les han realizado las pruebas (uno de ellos, Claudia Mitchell, en la imagen) ya contaban con electrodos instalados el arnés del hombro permitiendo detectar los mensajes emitidos desde el cerebro hasta el músculo del pecho y conducirlos hasta el brazo. El paso siguiente abre la puerta al sentido del tacto, cuya carencia es la principal limitación de las extremidades artificiales.

Os dejo el enlace al vídeo que ya comenté por si queréis ver el funcionamiento de estos novedosos brazos biónicos.

Fuente: BBC Ciencia

[Vídeo] Crean dientes artificiales y los implantan en ratones

Ya hablé hace un tiempo de esta noticia, pero este vídeo ilustra muy bien todo el proceso mediante el cual científicos de la Universidad de Ciencias de Tokyo lograron por primera vez reemplazar dientes naturales por otros creados en el laboratorio.

Los investigadores utilizaron células madre de médula ósea (mesenquimales) y células epiteliales, que convirtieron posteriormente en un diente, uniéndolas mediante colágeno. Una vez crecieron, se formó el diente para posteriormente transplantarlo.


Fuente: Smart Planet Youtube

Venus tuvo océanos y fue casi como la Tierra

Venus ExpressLa sonda Venus Express de la ESA continua enviándonos más detalles sobre el planeta Venus. Y las últimas aportaciones son muy interesantes, pues por primera vez se ha podido investigar desde la parte superior de la atmósfera hasta casi la superficie demostrando que se trata de un planeta que puede haber sido en otros tiempos muy parecido a la Tierra.

La dificultad de estudiar este planeta, pese a ser el más cercano al nuestro, radica en su permanente cubierta de nubes que hace imposible ver la superficie del planeta.

Venus tiene una masa muy parecida a la de la Tierra y pese a que hoy en día se trata de un lugar infernal, con una temperatura en la superficie que supera los 400 °C y una presión en la superficie cien veces mayor que la de la Tierra, en otros tiempos fue muy similar a nuestro planeta.

“El clima extremo de la superficie de Venus, provocado por su exceso de CO2, nos recuerda acuciantes problemas causados por leyes físicas similares en la Tierra, señalan el investigador de la Agencia Espacial Europea (ESA) Hakan Svedhem.

Aunque Venus y la Tierra tienen cantidades similares de dióxido de carbono, en la Tierra una gran parte se encuentra en forma sólida o atrapada en los océanos, pero en Venus queda todo en la atmósfera, lo que provoca un efecto invernadero.

Gracias a este y más datos obtenidos, se han vuelto a invertir las tornas entre creer que el planeta se parecía a la Tierra y considerar que es completamente distinto. Algunos astrónomos ya describen a Venus como “hermano gemelo de la Tierra, pero separados al nacer”.

Fuente: ESA

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo