Los genes de la “larga-vida” triplican la posibilidad de vivir 100 años

authorCarlos Martin | Septiembre 3, 2008

ADNY a hilo d la noticia anterior, parece que el hecho de tener dos copias de un mismo también afecta a la longevidad, pero en este caso, dos copias del “gen de larga vida” triplica las probabilidades de vivir casi un siglo.

La ventaja es tener a dos “letras” iguales de los seis millones de la carta del código genético humano, estos genes podrían tener implicaciones importantes para vivir más y reducir el riesgo de las enfermedades relacionadas con la edad.

Los resultados, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, aseguran que el gen está fuertemente relacionado con una mejor salud y una vida más larga se llama FOXO3A y aunque los genes similares han demostrado prolongar la vida útil en otras especies, esta es la primera vez que FOXO se ha vinculado directamente a la longevidad en los seres humanos.

En la investigación se han estudiado a 8000 japoneses y americanos con exámenes periódicos para determinar su salud desde mediados de la década de los años 60. Encontrando claramente que los que tienen un ejemplar duplicado aumentan sus probabilidades de vida hasta un promedio de 98 años.

Y no sólo vivir más, sino vivir mejor, los hombres que tenían dos copias fueron notablemente más saludables a edades más avanzadas, con un menor número de cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y cáncer.

Evidentemente, factores no genéticos como la dieta, la actividad física y los hábitos saludables son muy importantes, pero los científicos aseguran que hasta la mitad de la variación de la vida humana se podría explicar por las diferencias genéticas.

Fuente: Telegraph

La culpa de la infidelidad la tiene un gen

AmorUna nueva investigación llevada a cabo en el Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia, revela una variante genética que afecta a una importante hormona que se cree está relacionada con los vínculos emocionales.

En el pasado, varios estudios con ratas ya determinaron que esta hormona, vasopresina, afecta la capacidad de los animales de permanecer monógamos. Además, los autores aseguran que los resultados podrían ofrecer un mejor entendimiento de trastornos como el autismo y la fobia social.

Para llegar a esta conclusión se analizaron el ADN de 552 pares de mellizos, todos con hijos y en relaciones de larga duración. Se pidió a hombres y mujeres que respondieran a una serie de preguntas sobre sus relaciones y posteriormente se comparó a sus respuestas con su formación genética.

Los científicos descubrieron que los hombres que tenían la versión 334 del gen AVPR1A obtuvieron menos puntos de sus parejas en lo referente a la fortaleza de su relación así como menos probabilidades de estar casados (algunos vivían en pareja). Por oro lado, si estaban casados, tenían más probabilidades de haber experimentado problemas maritales.

Según los autores, los hombres que tenían dos copias de esa variante mostraron el doble de posibilidades de haber sufrido una crisis marital en el último año. Los científicos creen que el gen, que se encontró en un 40% de los hombres, puede afectar la forma como el cerebro utiliza la vasopresina.

“Existen, por supuesto, muchas razones por las que una persona puede tener problemas con su pareja”, dice Hasse Walum, uno de los autores del estudio.”Pero ésta es la primera vez que una variante específica de un gen ha sido vinculada a la forma como los hombres se relacionan con sus parejas. El hecho de que este gen también parece determinar una conducta similar en los animales hace a nuestro estudio más interesante”, concluyó.

Fuente: BBC Ciencia

Hallan en Francia cráneo de mamut de hace 400 mil años

MamutPaleontólogos del Museo de Historia Natural de Rotterdam en Holanda, han encontrado en la región de Auvernia, al sur de Francia, el cráneo fosilizado de un mamut macho de estepa (‘Mammuthus trogontherii’).

Calculan que murió con unos 35 años, debía medir unos 3.7 metros de alto y vivió hace aproximadamente unos 400.000 años, en el Pleistoceno medio.

Contrario a lo que puede parecer, y pese a haberse encontrado muchas piezas aisladas de las dentaduras de los mamuts de estepa, existen muy pocos ejemplares de sus esqueletos y mucho menos cráneos en buen estado. Por eso, este hallazgo tan bien conservado puede convertirse en una pieza clave para el estudio de la evolución de estos animales.

Según los descubridores, “este espécimen tiene una gran importancia ya que es muy poco lo que conocemos sobre los mamuts en el Pleistoceno medio, entre el mamut del sur y el mamut lanudo tenemos un ‘eslabón perdido’ en lo que se refiere a la evolución de este animal”.

Fuente: El Mundo

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo