Pronto, una nariz artificial

NarizSegún publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts han encontrado la forma de producir en masa receptores olfativos en el laboratorio.

Parece ser que esto puede conducir a la creación de “narices artificiales” que tendrían numerosas aplicaciones médicas y tecnológicas, como la detección de bombas y drogas en aeropuertos, por lo que el trabajo de los perros de búsqueda y detección puede tener los días contados.

La nariz humana puede detectar más de 10.000 olores distintos y para ello requiere cerca de 400 genes funcionales, mucho más de los que se requieren para cualquier otra función del organismo y claro, hasta la fecha no se ha logrado producir en el laboratorio suficientes receptores olfativos, las proteínas encargadas de detectar olores.

Ahora, este equipo de investigadores han logrado desarrollar una técnica que involucra una síntesis libre de células y que utiliza un extracto de germen de trigo disponible en el mercado para producir un receptor y aislar la proteína a través de varias etapas de purificación. “Con este método se pueden producir rápidamente grandes cantidades de proteína, suficientes para poder estudiar detalladamente su estructura y sus funciones.”, aseguran los científicos.

El siguiente paso sería el desarrollo de una nariz artificial, un dispositivo capaz de identificar una gama de olores.

Fuente: BBC Mundo

Comentarios

  • By Esteban, Octubre 1, 2008 @ 2:07 pm

    Nuevamente yo por aqui jejeje :)

    Pues esta noticia es demasiado buena, ya me imagino oliendo lo que esta cocinando el vecino 4 km mas alla de mi casa :) jajajaa

    Michael Jackson estara contento con su nueva nariz ajajajajaja

    Bueno excelente noticia
    adioh!!

Otros enlaces a esta entrada

Redifusión RSS de los comentarios de la entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo