Encuentran restos de uno de los dinosaurios más pequeños que existieron en media transición de carnívoro a herbívoro

authorCarlos Martin | Octubre 27, 2008

Uno de los cráneos del que probablemente haya sido uno de los más pequeños dinosaurios que existieron ha sido descubierto y los paleontólogos creen que puede ayudar mucho en los conocimientos acerca de por qué algunas de las criaturas se volvieron vegetarianas.

El cráneo hallado, de unos 5 centímetros de largo, pertenecía a un bebé de Heterodontosaurus, que vivieron hace 190 millones de años y tenía una altura de 15 centímetros y 45 centímetros de la cabeza a la cola.

Sin embargo, no es tanto su tamaño como sus dientes lo que ha intrigado a los científicos, que de momento los tiene divididos, en determinar si se alimentaba de carne o de plantas.

El mini-dinosaurio, que pesaba como un teléfono móvil, tiene la dentadura delantera típica de los carnívoros pero la parte trasera como los herbívoros, y algunos argumentaban que al igual que los colmillos de los facoqueros, eran utilizados para luchar. Pero ahora, con el descubrimiento del cráneo del bebé, han surgido diversas dudas.

Los científicos que hicieron el descubrimiento creen ahora que está en el proceso de transición de la evolución de carnívoros a vegetarianos. Probablemente fue un omnívoro, que viven principalmente alimentándose de plantas y que complementan su dieta con insectos, pequeños mamíferos o reptiles.

Laura Porro, una estudiante de doctorado de la Universidad de Chicago, dijo: “Los Heterodontosaurios se encuentran entre los primeros dinosaurios en adaptarse a la ingestión de plantas, y pueden representar una etapa de transición entre comer carne y antepasados más sofisticados con una alimentación completamente herbívora. Este cráneo indica que estos dinosaurios estaban aún en medio de esa transición”, aseguró.

Fuente: Telegraph

Desarrollan un dispositivo emisor de luz tan delgado como una hoja de papel

LáserInvestigadores del Instituto de Ciencia Molecular de la Universitat de Valencia han desarrollado, por técnicas de nanotecnología, un tipo de dispositivo emisor de luz «barato, estable y resistente» tan delgado como una hoja de papel.

Según un comunicado de los científicos que han diseñado este aparato, denominado LEC, se trata de un nuevo tipo de dispositivos emisores de luz (LECs o «light-emitting electrochemical cells»), que tienen una alta eficiencia y un tiempo de vida largo.

Los LECs pueden llegar a ser significativamente más baratos y estables que los diodos emisores de luz orgánicos (OLEDs), la tecnología más investigada actualmente.

Un LEC es esencialmente un «sandwich» de dos electrodos con una película muy fina de un complejo metálico fosforescente entre ellos. Al aplicar un campo eléctrico, los portadores de carga viajan a través de la capa que contiene el complejo metálico recombinándose para dar luz.

Según el doctor Hendrik Bolink, uno de los directores del proyecto, este tipo de dispositivos es conocido desde hace algunos años, pero su tiempo de vida se limitaba a menos de 100 horas, pero el nuevo dispositivo incrementa la estabilidad de las especies electrogeneradas y se obtienen dispositivos con tiempos de vida que superan las 5.000 horas.

El esfuerzo ahora se centra en incrementar la eficiencia de los dispositivos, es decir, la cantidad de luz emitida, y modular el color de dicha luz.

Fuente: EFE

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo