Las primeras tortugas no tenían caparazón

Las primeras tortugas que existieron en la Tierra no tenían caparazón, eso demuestra el hallazgo de una nueva especie que fecha en 220 millones de años de antigüedad, la más primitiva jamás descubierta.

Bautizada como “Odontochelys semistestacea”, esta especie revela que en su parte superior, las tortugas tenían costillas y no caparazón. En cambio, bajo el cuerpo ya tenían un peto similar al actual.

En la revista Nature, explican que el estudio de estos fósiles “confirma la teoría según la cual el caparazón estaría más bien formado a partir de la columna vertebral y las costillas que a partir de las placas constituidas desde la piel”, llamadas osteodermos.

Tres ejemplares adultos, bien conservados, de esta nueva especie fueron hallados en la provincia de Ghizou, en China. Presentaban características desconocidas, como la presencia de dientes y un caparazón dorsal incompleto. Los investigadores concluyeron que este tipo de tortuga era un animal acuático y no terrestre como otros fósiles hallados habían hecho pensar. El peto habría servido para proteger al animal de los depredadores mientras nadaba.

Antes de este descubrimiento, la tortuga fósil más antigua conocida era la Proganochelys, hallada en Alemania y de unos 210 millones de años de antigüedad. Su caparazón estaba totalmente formado.

Fuente: AFP

Comentarios

Otros enlaces a esta entrada

  1. Tu Ultima Voluntad » Blog Archive » Las primeras tortugas no tenían caparazón — Noviembre 29, 2008 @ 5:01 pm

Redifusión RSS de los comentarios de la entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo