Logran crear un compuesto iónico con un solo elemento

authorCarlos Martin | Febrero 6, 2009

Si os interesa un poquito la química y en general el desarrollo de nuevos compuestos y materiales os sorprenderá el primer caso de un cristal iónico compuesto únicamente con un solo elemento químico, el boro.

Este sorprendente avance se ha publicado en la revista Nature y ha sido desarrollado por un equipo de investigadores de varias universidades estadounidenses y europeas.

Para lograrlo se tuvieron que emplear condiciones extremas, a altas temperaturas y presiones superiores a 100.000 atmósferas. ¿Pero cómo puede ser un elemento iónico si necesitamos dos cargas diferentes y hablamos del mismo elemento? Se consigue mediante una nueva estructura que incorpora dos tipos de “nanoclusters” muy diferentes, con propiedades electrónicas diferentes y de nuevo gracias a la nanotecnología. Como las electronegatividades de estos dos clusters son diferentes, provoca la redistribución y la aparición de un carácter iónico parcial en la estructura elemental.

Sorprendentemente, los centros de masa se encuentran en la misma posición que el ejemplo clásico de compuesto iónico, el NaCl (cloruro sódico o sal común).

Y como es lógico, no sólo la estructura es similar, si no que también se detectan propiedades típicas de los compuestos iónicos.

Fuente: Science Daily

[Vídeo] Encendido de una cerilla a 4.000 fotogramas por segundo

Hacia tiempo que no colgaba ningún vídeo grabado a cámara super-lenta (1, 2 y 3) que tanto me gustan, así que cuando me he cruzado con este en pixel y dixel no lo he dudado ni un minuto, y aquí tenéis una cerilla encendiéndose a 4000 fotogramas por segundo.


Fuente: Pixel y dixel

Un láser para rastrear el CO2 de los bosques

BosquePor increíble que parezca una nueva tecnología permite en España controlar uno a uno los árboles de los bosques mediante esta nueva técnica de radar aérea.

La precisión es tal que además de medir correctamente la masa forestal, permite conocer con exactitud el dióxido de carbono (CO2) que retiene y que retendrá la biomasa que está en continuo crecimiento.

El radar en cuestión se llama Light Detection and Rangig (LIDAR) y a bordo de un avión es capaz de rastrear el bosque con una precisión de 20 centímetros en horizontal y 15 centímetros en altura. Lanza 150.000 impulsos por segundo que peinan una banda del territorio de 600 metros de ancho. Cuando rebota el láser se detecta mediante GPS la posición.

«Es una tecnología puntera de una precisión asombrosa, que nos permitirá conocer cuánto CO2 mantienen fijado nuestros bosques y las previsiones de los próximos años según el manejo que hagamos», aseguran los que lo han utilizado. «Con LIDAR medimos absolutamente todo: las alturas y densidades de cada árbol. También su edad y diámetro, que nos permite conocer cuánto CO2 más podrá fijar durante su crecimiento. Ya sólo basta aplicar un programa informático en el que se introduce la especie, y tenemos el volumen de CO2 fijado en cada masa forestal», aseguró el ingeniero forestal Diego Cuasante.

Fuente: El Mundo Ciencia

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo