Desde esta pagina podes Compartir y guardar ¿Qué ha convertido a Venus en un infierno? en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Octubre 20, 2005

¿Qué ha convertido a Venus en un infierno?

Escrito en: Universo

La primera misión espacial europea a Venus está a punto de partir, el próximo 26 de octubre. En plenos preparativos, con la nave en el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán), la Agencia Europea del Espacio (ESA) organizó en Robledo de Chavela (Madrid) un encuentro para informar en profundidad de la misión.

Interior de VenusLos científicos implicados en los instrumentos repasaron qué se encontrará Venus Express en su viaje y qué preguntas espera responder. Los ingenieros que han participado en la instalación del segmento de tierra, y los que controlarán la nave durante la misión, señalaron los ‘momentos cumbre’ de Venus Express desde el punto de vista de las operaciones.

Tras su lanzamiento a finales de octubre Venus Express tiene por delante cinco meses de viaje, y el 6 de Abril de 2006 entrará en órbita de Venus. La ‘captura’ gravitatoria de la nave en Venus “será una operación muy delicada, tendremos sólo una oportunidad”, señaló McCoy. Una vez en su destino, Venus Express pasará algo menos de un año y medio terrestre dando una vuelta en torno a Venus cada 24 horas. Y en ese tiempo el planeta sólo rotará dos veces sobre sí mismo, porque su día dura 243 días terrestres - curiosamente el año venusiano dura 224 días terrestres, menos que el día venusiano. Uno de los objetivos de Venus Express es averiguar por qué.


Frederic Taylor, de la Universidad de Oxford, hizo notar que lo que hará la sonda no es sino una forma sofisticada de continuar algo que empezamos hace mucho, porque “desde que el hombre está sobre la Tierra está estudiando Venus”.

El planeta, el más parecido a la Tierra por sus dimensiones y su composición, es también el astro más brillante del cielo –además del Sol y la Luna-, y “casi todas las culturas” lo han introducido de algún modo en su mitología. Un detalle: el papel más frecuente de Venus ha sido el de deidad femenina. Taylor recordó también que hace apenas 50 años aún se creía que Venus era un planeta como la Tierra, con océanos, desiertos… “La visión más popular”, señaló Taylor, “era que Venus tenía selvas tropicales, dado que era más caliente que la Tierra”.

Con la llegada de las primeras sondas soviéticas y estadounidenses, en los años sesenta y setenta, se comprobó que efectivamente Venus es un mundo caliente. De hecho, demasiado caliente para la vida. En 1975 la nave soviética Venera 9 transmitió las primeras imágenes de la superficie, tras numerosos intentos fallidos en que las naves se derretían literalmente por la temperatura o colapsaban por la presión, y mostró un mundo inerte donde la temperatura media es de 465 grados C. y la presión, la que se da en la Tierra a un kilómetro de profundidad bajo los océanos.

La explicación de tanto calor es que Venus hoy es “un infierno por el efecto invernadero”, y los investigadores quieren entender bien cómo funciona el fenómeno. Dimitri Titov, del Instituto Max Planck, explicó lo que se sabe hasta ahora respecto a la temperatura en Venus. “El calor de Venus no se debe a su cercanía al Sol. Es más, Venus refleja el 80% de la radiación que le llega procedente del Sol; sólo el 10% llega al suelo. Pero ese 10% no puede ser devuelto al espacio porque la atmósfera hace un fuerte efecto invernadero y no deja pasar el calor, con lo que el planeta se va calentando. Sin su atmósfera, la temperatura de Venus rondaría los cero grados Centígrados o algo menos. Es el efecto invernadero lo que le añade 500 grados”.

En la Tierra también se da el mismo fenómeno aunque en mucha menor medida (el efecto invernadero es responsable en la Tierra de unos 40 grados). En Marte, donde la temperatura superficial es de 55 grados bajo cero, sólo se puede atribuir al efecto invernadero un aumento de 5 grados. “La Tierra se mueve en un delicado equilibrio entre Venus y Marte. La pregunta es: ¿hacia dónde vamos?”, dijo Titov en referencia al calentamiento del planeta debido a la emisión humana de gases de efecto invernadero.

Frederic Hourdin, del Instituto Pierre Simon Laplace en París, expuso el problema de la súperrotación de las capas alta de la atmósfera de Venus, donde hay vientos de hasta 360 kilómetros por hora. Modelizar la circulación de la atmósfera venusiana no está siendo sencillo. Gabriele Arnold, del DLR de Berlín, repasó las características de la superficie: Venus es un planeta sin placas tectónicas, pero con una superficie geológicamente muy joven y en la que se observa actividad volcánica reciente. ¿Hay aún volcanes activos? Esa es una pregunta para Venus Express. Venus tampoco tiene magnetosfera, lo que hace muy interesante el estudio de la interacción de la atmósfera con el potente viento solar, explicó Magda Delva, del Instituto de Investigación Espacial de Graz (Austria).

Valeriano Claros, responsable de la estación de Cebreros, en Ávila, describió esta nueva instalación de la ESA, recién inaugurada, que se ocupará de seguir a Venus Express en su viaje y de recibir sus datos. De las operaciones se encargarán en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC), en Darmtadt (Alemania), según explicó Andrea Acomazzo.

Marcello Corradini explicó la actual estrategia de la ESA en lo referido a misiones de exploración del Sistema Solar: “El plan general es estudiar el origen y evolución de las atmósferas y su influencia con el Sol, y lo estamos haciendo con misiones como Mars Express y Venus Express. El paso siguiente es estudiar la geoquímica y la evolución geólogica, con misiones como Bepi Colombo a Mercurio. Y más a largo plazo el foco está en el estudio de las posibilidades de la existencia de vida y la habitabilidad. Para ello nuestra propuesta actual es EXOMARS, a Marte”.

Hakan Svedhem, jefe científico de Venus Express, resumió el objetivo clave de Venus Express: a pesar de que han visitado Venus una treintena de naves, Venus Express será la única que penetre profundamente en la atmósfera, y llegue incluso a mostrar detalles de su superficie. “Lo cierto es que aún hoy no sabemos por qué Venus es como es. La pregunta clave es: ¿por qué un planeta tan parecido a la Tierra ha evolucionado de forma tan distinta?”.

Fuente: ESA


Volver a: ¿Qué ha convertido a Venus en un infierno?