Desde esta pagina podes Compartir y guardar Llegando a la Luna de bote en bote en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Septiembre 26, 2005

Llegando a la Luna de bote en bote

Escrito en: Universo

Los primeros colonos lunares pueden no ser seres humanos sino compactos robots capaces de saltar más de un kilómetro de un solo bote. Los ingenieros de la empresa Raytheon, contratista de defensa de los EE.UU., Pingüino Lunaren Massachusetts, han desarrollado un robot, apodado “el pingüino lunar”, que podría saltar a través de los cráteres más peligrosos y de las montañas más imponentes de la superficie escarpada de la luna usando un sistema de propulsión con pequeños cohetes.

Para la vuelta de los seres humanos a la luna, los exploradores robóticos necesitarán buscar puntos seguros de aterrizaje y minerales útiles para los colonos.

“Puesto que podríamos hacerlo posarse en una localización exacta, el pingüino podría ser de gran utilidad para la comunidad científica” comentaba Karleen Seybold, de Raytheon que dirige el proyecto del pingüino.


El rover, de hecho, no se parece a un pingüino verdadero, sino parece un simple LEM más compacto, con cuatro patas. De algo menos de 1 metro de alto y pesa 104 kilogramos.

El diseño toma prestada tecnología de sistemas de misiles de Raytheon - los cohetes vienen de un sistema terrestre de misiles de defensa y el sistema de dirección proviene de un misil de guiado de un Tomahawk. Aunque Raytheon tiene todavía que recibir una orden para desarrollar el pingüino lunar más aun, Seybold dice que el robot podría ser lanzado tan pronto como en 2009.


“El pingüino saltarín es un concepto interesante” comentaba Max Meerman, investigador de la compañía británica de satélites espaciales Surrey. “saltar un kilómetro o dos significa que los bordes de los cráteres, como los que causan los problemas con los rovers de Marte, no serán una traba muy grande.”

Pero Meerman añade que saltar tales distancias a través de la superficie de la luna podría someter a cualquier instrumento a bordo del robot a una tensión severa. el aterrizaje en la luna es claramente difícil. “Mucho más que en Marte, así que hacerlo repetidas veces será un desafío grande de ingeniería.”

Para que el pingüino lunar sea una sonda lunar viable, algunas de las características del prototipo necesitarían ser reajustadas. Por ejemplo, el sistema de dirección necesitaría ser configurado de nuevo para la navegación en la luna ya que utiliza actualmente un receptor GPS, que no funcionaría en la superficie de la luna.

Meerman cree que el sistema único del pingüino lunar de locomoción lunar podría aportar una manera útil de explorar el paisaje hostil de la luna. “Si es acertado, quizás podríamos encontrar a astronautas en misiones algún día en la luna usando el mismo sistema para saltar sobre las colinas”.

Fuente: New Scientist Space
Traducción: Sondas Espaciales


Volver a: Llegando a la Luna de bote en bote