Categoría: Paleontología

Hallado el eslabón perdido de los anfibios

authorCarlos Martin | Mayo 22, 2008

Eslabon_anfibiosHace unos 400 millones de años, algunos peces salieron del agua para posteriormente convertir sus aletas lobuladas en patas, dando lugar a los anfibios primitivos. Durante millones de años, estos gigantescos y rudimentarios cocodrilos camparon a sus anchas por el planeta hasta desaparecer repentinamente dejando como herederos a los anfibios actuales (ranas, sapos, salamandras…).

Hasta la fecha, los antropólogos no han logrado encontrar la pieza del rompecabezas en el paso de unas especies a otras, pero un reciente estudio, de la Universidad de Calgari (Canadá) y publicado en la revista Nature cree haber encontrado la solución a este rompecabezas evolutivo.

Parece ser que la clave la tenía “escondida” el fósil de un insólito animal, el “Gerobatrachus hottoni” (en la imagen) que vivió hace unos 250 millones de años, antes de que apareciera el primer dinosaurio.

Estos científicos han determinado que el fósil posee un chásis similar a los primeros y desaparecidos cocodrilos pero otras características son análogas a las de los actuales sapos, ranas y salamandras.

La calavera, la columna y la dentadura presentan rasgos que persisten en ranas y salamandras como por ejemplo dos huesos fusionados en el tobillo, una característica habitual en las salamandras; y su cráneo es ancho, como el de las ranas. El número de vértebras está a medio camino entre el de ranas y salamandras y el de los anfibios primitivos.

Pese a estas evidencias, algunos científicos prefieren ser prudentes y esperar a realizar más pruebas o bien hallar más evidencias al respecto, aunque por el momento, esta sería la explicación más razonable.

Imagen: Recreación del “Gerobatrachus hottoni”. Michael W. Skrepnick.
Fuente: Público

El Tyrannosaurus Rex y la gallina fueron parientes

authorCarlos Martin | Mayo 5, 2008

GallinasEl temible Tyrannosaurus Rex fue un animal muy feroz, pero no todos los integrantes de una misma familia son feroces y malcarados, y esto queda de nuevo patente en la reciente confirmación de su parentesco con la tímida gallina.

Y no sólo las gallinas son primas lejanas de este depredador, según los investigadores, también comparten un ancestro común con las avestruces y en menor medida con los caimanes.

Pese a que esto se sospechaba hacía tiempo, no ha sido hasta esta reciente investigación donde se puede confirmar el parentesco. “Esta es la novedad de este artículo publicado en la revista científica Science”, aseguró José Luis Sanz, catedrático en Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid. “Es decir que este tipo de dinosaurios son el linaje de origen de las aves”, aseguró.

La conclusión se logróa gracias a un análisis molecular para establecer una relación genealógica. “Introduciendo datos moleculares de colágenos de un animal de hace casi 70 millones de años se ha confirmado la hipótesis de que el dinosaurio está más estrechamente emparentado con las aves que con el cocodrilo o el lagarto“, dice José Luis Sanz.

El objetivo era establecer, a través de un análisis molecular, la secuencia genética de algunos organismos cruciales, como las gallinas, avestruces y caimanes, y del colágeno de proteína extraída del hueso del dinosaurio, en concreto de un fémur fósil descubierto en 2003.

El estudio hecho al Tyrannosaurus Rex reveló que, además de gallinas, avestruces y cocodrilos, los dinosaurios tuvieron un parentesco genético con otras 21 especies modernas.

“Esto confirma lo que se sospechaba”, explica José Luis Sanz, “que las aves actuales, sea una avestruz o una gallina, no son nada más que dinosaurios especializados”.

Fuente: BBC Ciencia

El primer animal fue… ¡una medusa!

authorCarlos Martin | Abril 15, 2008

Medusa_peineUn reciente estudio dirigido por Casey Dunn, biólogo de la Universidad Brown, aprovechó la potencia de las nuevas computadoras y recientes herramientas genómicas para tratar de enfocar mejor el árbol de la vida. El resultado de su análisis fue una sacudida que podría revolucionar nuestras ideas acerca de los primeros animales que poblaron la Tierra, sustituyendo las esponjas como anfitrionas en esta aventura por ancestros de la medusa peine. (en la imagen)

Hasta la fecha, los primeros animales multicelulares en el vasto árbol de la vida fueron las esponjas, organismos sin tejidos ni sistema nervioso. Pero según publica Nature, este nuevo estudio demuestra que fueron los ancestros de la medusa peine los primeros animales, un ser sencillo pero que sí posee tejidos y un sistema nervioso.

Para llegar a esta conclusión, el estudio ha analizado segmentos del genoma de 29 especies animales, revelando muchas novedades, pero ninguna tan importante como que en el árbol de la vida el linaje de la medusa peine se separó antes que el de las esponjas.

El equipo revisó los resultados una y otra vez. Agregó más datos y volvió a revisar, y el resultado se sostuvo: la separación de la medusa antecedió a la de las esponjas.

“Fue una sorpresa total, fue tan sorprendente que al principio pensamos que algo nos había salido muy mal”. Aseguró el biólogo Dunn.

Fuente: Axxon

Escanean un bebé mamut que hallaron intacto

Bebe MamutEl año pasado, en la recopilación de noticias a la vuelta de las vacaciones de verano destacó el hallazgo un bebé de Mamut perfectamente congelado. El animal, descubierto en el hielo profundo de Rusia, llevaba así 40,000 años, y su conservación era perfecta.

Ahora, la Escuela de Medicina de la Universidad Jikei en Tokio ha producido una serie de imágenes en 3-D de los órganos internos de “Lyuba”, como se ha bautizado a este “pequeño” mamut lanoso.

“Ahora podemos ver todos los órganos internos en su posición natural dentro del cuerpo”, afirmó el miembro de equipo de estudio Alexei Tikhonov, director adjunto de la Academia Rusa de Ciencia del Instituto Zoológico en San Petersburgo.

“Recibimos muy buenos resultados y hemos podido obtener imágenes de su corazón, su hígado y otros órganos” aseguró Tikhonov quien agregó que “Lyuba” es, hasta ahora, el espécimen de mamut encontrado en mejor estado de conservación. “Esta es la primera vez en que podemos ver la estructura interna de un animal extinguido extinto”, añadió.

El siguiente paso del estudio incluirá un análisis de las muestras de tejido y hueso, donde los científicos consideran que pueden proporcionar información sobre virus prehistóricos conservados dentro de los tejidos. “Ahora tenemos probablemente la primera posibilidad para tomar fragmentos de ADN de virus antiguos” afirmó Tikhonov.

Los científicos también esperan encontrar en los intestinos del mamut polen y esporas de plantas con las que se puede reconstruir los paisajes de ese tiempo.

Fuente: Agencias

Encuentran 356 animales extintos en piezas de ámbar

authorCarlos Martin | Abril 2, 2008

Araña_ambarInvestigadores de la Universidad de Rennes y del ESRF han descubierto 356 minúsculos animales prehistóricos, concretamente del jurásico, extintos en unas piezas de ámbar. Este comienzo se parece a la famosa película Parque Jurásico, pero aun estamos lejos de que a partir de este ADN encontrado se puedan “recrear” estos animales.

La primera vez que los investigadores vieron el ámbar no se percataron de lo que este escondía, ya que se trataba de un ámbar opaco, sin embargo, empleando una novedosa técnica de observación basada en los rayos X, descubrieron una miríada de insectos, artrópodos y otros extraños seres con una antigüedad estimada de 100 millones de años. Los animales quedaron atrapados por secreciones de resina de árboles que poblaron la actual región de Poitou-Charentes, en el suroeste de Francia, y que con el paso del tiempo fosilizaron hasta convertirse en hermosas piedras de ámbar.

Esta técnica permitirá desvelar los secretos ocultos en otros ámbares opacos, que siempre han sido un desafío para los paleontólogos porque no permite visualizar en su interior ningún tipo de inclusión. La técnica desarrollada, denominada microrradiografía de contraste, utiliza un la luz de un sincrotrón.

Se encontraron 640 pequeñas piezas que pesaban en total unos dos kilos, incluyendo avispas, moscas, hormigas, arañas y ácaros, “esto se debe probablemente al hecho de que los animales más grandes eran capaces de escapar de la resina antes de que se solidificara, mientras que los más pequeños caían más fácilmente”, señalaron los descubridores.

Fuente: El Periódico

Descubren el mayor reptil marino de la era de los dinosaurios

authorCarlos Martin | Febrero 27, 2008

Pliosaurio noruegoUnos paleontólogos noruegos han descubierto el mayor reptil marino de la era de los dinosaurios, al menos, encontrado hasta la fecha. Tales son sus dimensiones, que ha sido bautizado como “El Monstruo”.

La colosal criatura fue un depredador acuático de casi 15 metros de longitud perteneciente al grupo de los pliosaurios, reptiles marinos de gran tamaño y potentes mandíbulas.

El fósil, descubierto en el Ártico a 1.300 kilómetros del Polo Norte, pertenece al jurásico y tiene alrededor de 150 millones de años.

Estos pliosaurios tenían cuerpo con forma de lágrima y dos conjuntos de poderosas aletas que usaban para “volar” sobre las aguas en busca de animales aéreos. Su corto cuello sostenía un enorme cráneo repleto de impresionantes dientes. Los pliosaurios estaban a la cabeza de los depredadores marinos de su tiempo, y medían, normalmente, entre cinco y seis metros.

Este animal noruego tenía un tamaño estimado de 15 metros, lo que lo convierte en el plesiosaurio pliosaurio más largo y más pesado jamás encontrado.

Imagen: Tor Sponga | Universidad de Oslo.
Fuente: El Mundo

Descubren el fósil de un sapo gigante que convivió con los dinosaurios

authorCarlos Martin | Febrero 19, 2008

Sapo_giganteSegún un artículo publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Science, un grupo de paleontólogos han descubierto en Madagascar el fósil de un sapo gigante que mide 40,6 centímetros y pesa 4,5 kilogramos y que vivió hace unos 70 millones de años entre los dinosaurios en África.

El sapo, con una coraza gruesa y con dientes, fue una anfibio tan extraordinario que incluso podría haber devorado a
dinosaurios recién nacidos
. Esto, ha hecho a los paleontólogos denominarlo como “sapo diabólico”. Según sus descubridores, este anfibio pertenece a la familia de sapos que vive hoy en día en América del Sur.

Los fósiles del sapo datan de finales del periodo Cretáceo, aproximadamente unos 70 millones de años atrás.

Actualmente, la rana más grande del mundo es la que se denomina Goliath, de África occidental, que puede llegar a medir 32 centímetros y a pesar 3,3 kilogramos.

Con sus características, el “sapo diabólico” podría ser el sapo más grande que haya existido jamás, afirman los paleontólogos.

El hallazgo, además, probaría que tenía que haber existido alguna conexión terrestre con América del Sur en aquella época, quizá a través de la Antártida, entonces mucho más cálida que hoy.

Fuente: EFE

Descubren el fósil del reptil volador más pequeño del mundo

authorCarlos Martin | Febrero 12, 2008

Reptil_volador_pequeñoUn grupo de paleontólogos encontró en China restos fósiles de una nueva especie sorprendente. Se trata de un diminuto reptil bautizado como Nemicolopterus crypticus, (”el escondido habitante alado de la floresta”), que vivió hace 120 millones de años en el Cretáceo. El fósil del esqueleto fue hallado en rocas sedimentarias de la Formación Jiufotang, en la provincia china de Liaoning.

Entre sus características, se destacan que tenía apenas 2,5 25 centímetros de envergadura, carecía de dientes y, posiblemente, habitó en la copa de los árboles y se alimentaba de insectos, como un pterosaurio diminuto.

“Es un animal que tenía una apertura de una punta a otra de las alas de 2,5 centímetros, lo que lo convierte hasta el momento en la menor especie de pterosaurios conocida”, aseguran sus descubridores.

Los datos obtenidos de la nueva especie permitieron elaborar una nueva teoría sobre la evolución de los reptiles voladores, que surgieron hace unos 220 millones de años y se extinguieron hace cerca de 65 millones de años. La diferencia fundamental (de la nueva especie) está, entre otras, en la curvatura de las falanges, que son como los dedos del pie.

Los pterosaurios, que alcanzaban hasta más de 5 metros de envergadura y fueron los primeros vertebrados adaptados para el vuelo activo, tuvieron un ancestro común con los dinosaurios, pero cada grupo siguió una evolución propia.

La importancia fundamental de este descubrimiento es que abre un nuevo capítulo en la historia de la evolución de estos reptiles voladores, aseguran los paleontólogos.

Fuente: Reuters

El mayor roedor del mundo pesaba una tonelada

authorCarlos Martin | Enero 16, 2008

Roedor_giganteUn equipo de paleontólogos uruguayos han hallado en su país el fósil de una rata que pudo haber pesado más de una tonelada. Este sorprendente descubrimiento, será publicado en la revista británica Proceedings of the Royal Society.

El roedor, cuyo cráneo medía 53 cm, poseía incisivos de varios centímetros de largo, aunque sus molares eran más bien pequeños, lo que hace pensar que se alimentaba de vegetales tiernos, frutas o plantas acuáticas.

Los descubridores estiman que el peso del animal debió oscilar entre los 468 kilos y las 2,5 toneladas, según los métodos de evaluación, por lo que se quedaron con el peso de una tonelada como el más probable. Más que a una rata, el animal debía parecerse a los hipopótamos actuales, aseguran los paleontólogos responsables del hallazgo, Andres Rinderknecht, del Museo Nacional de Historia Natural y Antropología de Montevideo, y Ernesto Blanco, del Instituto de Física de la capital uruguaya.

Esta nueve especie de rata fue bautizada como Josephoartigasia monesi, y ya ha batido el anterior récord en fósiles de roedores, que lo tenía un ejemplar de Phoberomys pattersoni, hallado en Venezuela en 2003 y de un peso estimado de 700 kilos.

Fuente: AFP

¿Acabaron los insectos con los dinosaurios?

authorCarlos Martin | Enero 8, 2008

Dinosaurio_enanoUna nueva teoría se suma a las ya existentes a la desaparición de los dinosaurios sobre la faz de la Tierra, aunque esta, bajo mi punto de vista, es la más sorprendente. Según dos paleontólogos estadounidenses de la Universidad de Oregón, los culpables fueron los diminutos insectos, que no sólo transmitieron graves enfermedades a los gigantescos saurópodos, sino que produjeron tal cambio en el medio ambiente que les dejaron sin su alimento.

Estos dos paleontólogos son especialistas en el estudio de los insectos atrapados en ámbar hace millones de años y conservados en perfectas condiciones, incluso su sangre, o mejor dicho, la sangre que extrajeron de los animales que picaron, donde se encuentran los microorganismos que causaron algunas de las enfermedades letales hace millones de años y que sería la principal causa de su extinción.

Entre algunas de las enfermedades implicadas, la leishmania, un mal que hoy en día también afecta a reptiles y humanos, y el parásito de la malaria, que infecta a las lagartijas, serían las más destacadas.

En cualquier caso, los investigadores argumentan que esto contribuiría a la desaparición de los dinosaurios, pero no sería la única causa, la escasez de comida sería otro factor importante, descartando lo que para ellos es una sorprendente explicación y muy extendida, la caída de un gigantesco meteorito en la península de Yucatán (México).

«No podemos asegurar que los insectos y la propagación de enfermedades sea la única causa de la extinción, pero por nuestras investigaciones creemos que tuvieron una gran participación en esta extinción y un tremendo impacto en la ecología de la Tierra, causando la desaparición de otros organismos terrestres», aseguran los paleontólogos.

Fuente: El Mundo Ciencia

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo