Crean el primer genoma sintético

authorCarlos Martin | Enero 26, 2008

Craig_VenterHace tiempo hablábamos que el polémico Craig Venter había creado un cromosoma artificial, lo que significaba el primer paso hacia la vida artificial. Pues bien, esta vez ha ido más lejos, sintetizando un genoma sintético, siendo el próximo paso la creación de una célula bacteriana viva basada íntegramente en ese genoma sintético, es decir, crear a nuestro gusto vida artificial.

El grupo de 17 científicos logró lo que calificó como “esta hazaña técnica” mezclando químicamente y en un complejísimo proceso fragmentos de ADN en el laboratorio y desarrollando nuevos métodos para la combinación y reproducción de esos segmentos. Tras varios años de trabajo, el grupo descubrió que podía usar una recombinación homóloga (un proceso en el que las células reparan sus cromosomas).

De todos modos, existen muchos obstáculos aún para que la visión del doctor Venter de una “vida de diseño” se concrete. El genoma no fue diseñado de la nada, sino que es una copia, con sólo unos pocos cambios, de la secuencia genética de una pequeña bacteria llamada Mycoplasma genitalium. Es más: el equipo de Venter, ha fracasado en lograr dar el siguiente -y más importante- paso: insertar el cromosoma sintético dentro de un microbio vivo para “resetearlo” y tomar el control del funcionamiento de ese organismo. Si eso hubiera ocurrido, sería considerado por algunos la creación del primer organismo sintético.

Como posibles y “buenas” aplicaciones, estos organismos creados artificialmente por el hombre podrían ayudar a producir biocombustibles, limpiar desechos tóxicos y recoger y almacenar carbono.

Algunos críticos han señalado que la creación de vida artificial encierra peligros potenciales porque nadie sabe qué podrían hacer o en qué se podrían transformar esas formas de vida. En cualquier caso, y como en todo avance científico, la curiosidad humana es imparable.

Fuente: EFE

Una niña australiana cambia de grupo sanguíneo tras un trasplante

SangreUn equipo de médicos australianos trata de averiguar la sorprendente razón por la que una joven, que recibió un trasplante de hígado hace cinco años, ha logrado adquirir el tipo sanguíneo y sistema inmunitario de su donante, de manera que no necesita el habitual tratamiento inmunosupresor.

Según informó hoy el periódico australiano The Daily Telegraph, Demi Brennan, que recibió el trasplante hace cinco años, cuando tenía quince, lleva tres y medio sin recurrir al tratamiento inmunosupresor que se aplica a todos los receptores de un trasplante para evitar que su cuerpo rechace el órgano recibido.

Además, el tipo sanguíneo de la joven, que tenía grupo sanguíneo O negativo, se ha convertido en O positivo, y sus glóbulos blancos, que forman su sistema inmunológico, también han emulado a las del chico de doce años de quien recibió el hígado.

“Tenemos que revisar todo lo que le pasó a Demi, ver por qué le sucedió y si podemos replicarlo”, dijo Stuart Dorney, director de la unidad de trasplantes de hígado del Children’s Hospital de Westmead, en Sídney, donde se realizó la operación.

Puede que la razón se deba a la utilización del hígado de una persona muy joven, y Demi tenía un número muy bajo de glóbulos blancos, aseguran los médicos australianos, pero aun se tienen que hacer más investigaciones hasta cerciorarse de la causa.

Fuente: Agencias

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo