Pronto, una nariz artificial

authorCarlos Martin | Octubre 1, 2008

NarizSegún publica la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts han encontrado la forma de producir en masa receptores olfativos en el laboratorio.

Parece ser que esto puede conducir a la creación de “narices artificiales” que tendrían numerosas aplicaciones médicas y tecnológicas, como la detección de bombas y drogas en aeropuertos, por lo que el trabajo de los perros de búsqueda y detección puede tener los días contados.

La nariz humana puede detectar más de 10.000 olores distintos y para ello requiere cerca de 400 genes funcionales, mucho más de los que se requieren para cualquier otra función del organismo y claro, hasta la fecha no se ha logrado producir en el laboratorio suficientes receptores olfativos, las proteínas encargadas de detectar olores.

Ahora, este equipo de investigadores han logrado desarrollar una técnica que involucra una síntesis libre de células y que utiliza un extracto de germen de trigo disponible en el mercado para producir un receptor y aislar la proteína a través de varias etapas de purificación. “Con este método se pueden producir rápidamente grandes cantidades de proteína, suficientes para poder estudiar detalladamente su estructura y sus funciones.”, aseguran los científicos.

El siguiente paso sería el desarrollo de una nariz artificial, un dispositivo capaz de identificar una gama de olores.

Fuente: BBC Mundo

Hallan los restos de un dinosaurio que respiraba como un ave moderna

Velociraptor_plumasLa Sociedad National Geographic ha revelado que los restos de un dinosaurio carnívoro descubiertos en las riberas del Río Colorado, en Argentina, indican que el animal tenía un sistema de respiración similar al de las aves.

Las aves tienen un sistema de respiración que es único entre los animales que viven sobre la tierra, en lugar de pulmones que se expanden, las aves tienen un sistema de fuelles, o sacos de aire, que les ayudan a bombear el aire a través de los pulmones.

Pero volviendo al dinosaurio, los investigadores ya estaban satisfechos con el hallazgo de un esqueleto tan bien conservado, pero el descubrimiento adquirió más importancia cuando empezaron a comprender que sus huesos preservaban las marcas características de un sistema respiratorio como el de las aves.

Los técnicos en los laboratorios pasaron años limpiando y escaneando los huesos que estaban incrustados en roca dura para revelar finalmente la evidencia de sacos de aire dentro de la cavidad corporal del Aerosteon, como fue bautizado.

Las vértebras, clavículas y huesos de cadera muestran pequeñas aperturas que conducen a espacios mayores y huecos que deben haber estado cubiertos con una fina capa de tejido suave y llenos con aire cuando el animal estaba vivo.

Con estos datos, es probable que el Aerosteon fuese un predador de alta energía con plumas, pero sin las glándulas de transpiración que poseen los pájaros. Con una longitud de aproximadamente 10 metros y con el paso casi de un elefante, el Aerosteon bien puede haber usado un sistema de aire bajo la piel para liberarse del exceso de calor.

Fuente: EFE
Imagen: Velociraptor con plumas

Descifran el genoma del hongo que se obtiene la penicilina

GenomaCoincidiendo con el 80 aniversario del descubrimiento de la penicilina varios equipos de investigadores de todo el mundo han aunado esfuerzos para secuenciar el genoma del hongo del que se obtiene la penicilina, el Penicillium chrysogenum.

En el descubrimiento han participado dos científicos españoles, Juan Francisco Martín y Carlos García-Estrada, de Inbiotec. La secuencia se publicará en el próximo número de Nature Biotechnology y abre numerosas posibilidades para mejorar la producción de la penicilina, obtener nuevos fármacos o luchar contra esas bacterias que se vuelven invencible al tratamiento antibiótico.

Una vez descifrado, se ha observado que este hongo contiene aproximadamente 13.500 genes, duplicando al de la levadura del pan. Pero de todos ellos sólo diez influyen directamente en la producción de la penicilina, y gracias a esto, se podrán desarrollar cepas de este hongo más adecuadas para la fabricación de antibióticos de manera industrial.

Y no sólo optimizar la producción ya existente, si no desarrollar nuevos medicamentos o luchar contra la resistencia bacteriana.

Fuente: ABC

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo