Los cerebros pueden recuperarse del daño causado por el alcohol

authorCarlos Martin | Diciembre 19, 2006

CerebroUna nueva investigación revela la capacidad del cerebro de regenerarse cuando ha sido dañado por el alcohol.

Las investigaciones, publicadas en la edición on-line del journal Brain, utilizaron una tecnología para la exploración cerebral y un software muy avanzados. Con esta sofisticada técnica, observaron cómo el volumen y la forma del cerebro cambiaba a lo largo de seis semanas desde que los pacientes iniciaban la abstinencia de alcohol.

Las pruebas se realizaron en 15 pacientes dependientes del alcohol (diez hombres y cinco mujeres), excepto en un paciente, el que había sido alcohólico por un tiempo más largo, a todos les aumentó el volumen de su cerebro.

El líder de la investigación, dr Andreas Bartsch de la Universidad de Wuerzburg, dijo: “El mensaje de la base de este estudio es que, la abstinencia permite al cerebro recuperar alguna sustancia y realizarse mejor. Sin embargo, nuestra investigación también proporciona la evidencia que cuanto más de largo es el periodo en el que se bebe excesivamente, mayor es el riesgo de perder esta capacidad de regeneración. Por lo tanto, los alcohólicos no deben esperar mucho tiempo en buscar ayuda para dejar de beber, cuanto más pronto lo hagan, mejor.”

La tecnología permitió a los investigadores sobreponer las imágenes de los cerebros analizados antes de dejar de beber y su evolución a medida que iban variando su forma y volumen, pudiendo observar de esta manera cualquier cambio morfológico.

El dr Bartsch dijo: “Después de sobriedad a corto plazo, en menos de dos meses, encontramos que el volumen del cerebro ha aumentado en un promedio de casi un dos por ciento (1.82%), con una variación dependiendo el paciente de entre -0.19 y 4.32%. Solamente un paciente con el historial más largo de dependencia alcohólica (25 años) tenía un volumen levemente reducido del cerebro (- 0.19%).

De este estudio se extrae una lectura muy clara, lo importante es, querer cambiar tiempo.

Fuente: ScienceDialy

Un espejo gigante para iluminar a un pueblo

Espejo_giganteA grandes males, grandes remedios. Un pueblo en los Alpes italianos ha conseguido finalmente disfrutar de luz solar en invierno gracias a un espejo gigante instalado en la cumbre de una montaña que reflejará los rayos solares en la plaza mayor.

Viganella, con una población de menos de 200 habitantes, se encuentra en un valle tan pronunciado que cada año, del 11 de noviembre al 2 de febrero apenas recibe ninguna luz solar. Eso fue así hasta que el alcalde Pierfranco Midali decidió hacer algo al respecto.

Ahora un espejo de cinco metros de alto por ocho de ancho sigue el movimiento del sol y refleja sus rayos en la plaza histórica de Viganella (imagen). Este monumental espejo ha costado cerca de 100.000 euros, y fue presentado el domingo para deleite de sus habitantes.

“Aquí hace mucho frío en invierno y los residentes, mucho de ellos ya mayores, suelen estar dentro de sus casas todo el tiempo. Ahora la gente disfruta sentándose en los bancos de la plaza y charlando”, dijo Maria Velona, que trabaja en el ayuntamiento.

Las autoridades locales de otros sitios con problemas similares en Canadá, Estados Unidos y Francia se han puesto en contacto con el alcalde Midali.

Fuente: Reuters

Desvelada importante clave para entender el vuelo de los pájaros

Vuelo_pajarosLas fuerzas de gran alcance que se ejercen en los hombros de los pájaros donde convergen los músculos ha traído de cabeza a muchos biólogos. Los científicos se han preguntado miles de veces porqué los “empalmes” no se dislocan.

Mediante Tomografia Axial Computerizada (TAC), científicos de las Universidades Brown y Harvard han realizado un esqueleto virtual de paloma para después calcular todas las fuerzas implicadas. Ni la articulación del hombro ni los músculos podían mantener las alas estables.

La clave, aseguran, es el ligamento “acrocoracohumeral”, una pequeña tira de tejido fino que conecta el húmero con el empalme del hombro. El ligamento balancea todas las fuerzas convergentes, desde el tirón masivo del músculo del pectoral en el pecho del pájaro, hasta el empuje del viento debajo de sus alas.

“Nuestro trabajo también sugiere que cuando los primeros pájaros volaron, balanceaban sus hombros de forma diferente que en la actualidad. Algunos científicos piensan que en sus inicios aletearon desde el suelo” aseguró el director de la investigación David Baier.

Fuente: LiveScience

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo