Desde esta pagina podes Compartir y guardar Descubren bacteria adicta al calor en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
Marzo 31, 2006

Descubren bacteria adicta al calor

Escrito en: Biología

Científicos han encontrado rastros de una bacteria “adicta al calor” que podría vivir en el fondo de un lago congelado en la Antártica.

BacteriaEl lago Vostok está cubierto por más de tres kilómetros de hielo y estaría aislado de la atmósfera del planeta desde hace millones de años.

Las bacterias aparecieron en un sedimento mezclado con un bloque de hielo perforado por científicos rusos y franceses.

La bacteria, que es termofílica (busca el calor), podría indicar que existen conductos de ventilación en el fondo del lago.

Al mismo tiempo, un nuevo bloque de hielo perforado esta semana podría revelar si existe vida en el lago mismo.


Existen cientos de lagos bajo la gruesa capa de hielo de la Antártica, pero con una superficie de 14.000 kilómetros cuadrados, el lago Vostok es, por lejos, el más grande de todos.

Nunca se ha llegado al lago, pero los científicos saben de su existencia gracias a medidas tomadas con radar desde la superficie.

Mundo perdido

Ya que al Vostok no le llega luz solar directa y no ha estado en contacto con la atmósfera desde que fue cubierto con hielo hace cerca de 15 millones de años, los científicos esperan que pueda revelar el tipo de vida que podría existir en otros planetas, o en Europa, la luna de Júpiter recubierta de hielo.

Toda la información sobre los contenidos del lago Vostok viene de un bloque perforado por científicos rusos y franceses.

El bloque iba a ser supuestamente usado para estudiar climas pasados, pero pese a que las perforaciones se detuvieron a 100 metros sobre la superficie del lago, las partes inferiores del bloque resultaron ser trozos congelados de agua del lago.

Ahora, el equipo de científicos ha usado este bloque para investigar cómo es realmente el lago.

Por ahora, no se han encontrado rastros definitivos de vida dentro del lago Vostok. Pero el hielo también contiene rayas de sedimento oscuro que - se cree - fue empujado por un terremoto hacia arriba desde el lago.

En el sedimento, el equipo encontró rastros genéticos de una bacteria que normalmente vive en temperaturas de entre 50ºC y 60ºC.

“Esperábamos encontrar vida adaptada a un ambiente frío pero encontramos el opuesto”, afirmó Jean-Robert Petit del laboratorio de Glaciología y Geofísica del Ambiente en Grenoble, Francia.

Bicho raro

Para asegurarse de que la bacteria realmente existe bajo el lago Vostok, los investigadores tuvieron que tener mucho cuidado de no contaminar su muestra.

Compilaron una lista de microbios que podrían encontrarse en su laboratorio, y eliminaron a todos ellos de sus resultados.

Pero la bacteria termofílica apareció solamente en el bloque de hielo. De hecho, es una bacteria muy poco común, lo que lleva a los científicos a creer aún más que esa bacteria vino de bajo el lago.

“Estamos contentos porque esta bacteria ha sido encontrada en sólo cinco o seis lugares en la Tierra”, explico Sergey Bulat del Instituto de Física Nuclear Petersburgo.

Ahora creen que el lago Volstok podría tener una especie de sistema hidrotérmico de calefacción en su fondo, haciéndolo más activo de lo que cualquiera se hubiese imaginado.

Lejía concentrada

Mientras tanto, todavía están buscando otra evidencia de vida en el agua del lago.

Recientemente, investigadores estadounidenses anunciaron que habían encontrado microbios que deben haber venido de agua del lago Vostok, pero los resultados eran controvertidos porque otros afirmaban que estaban contaminados.

El equipo ruso-francés ha incluso indicado que el agua del lago podría ser estéril. Afirman que llega oxígeno al lago desde hace millones de años. Esto hubiese transformado el agua en una solución concentrada de lejía.

Sin embargo, si esto es cierto, sería el primer verdadero cuerpo de agua sin vida que haya sido jamás encontrado en el planeta.

Nuevas perforaciones de los rusos podría ayudar a solucionar esta controversia. Esta temporada, volvieron a perforar hacia el lago por primera vez en ocho años.

Al alargar el hueco de perforación a una profundidad de 3.650 metros, un nuevo récord mundial, lograron obtener otros 17 metros de bloque de hielo. Ya que este hielo viene de aún más cerca de la superficie acuática, debería revelar mucho más sobre los contenidos de este misterioso lago.

Fuente: BBC Ciencia


Volver a: Descubren bacteria adicta al calor