Crean “escudo” para viajar a Marte

authorCarlos Martin | Noviembre 5, 2008

Uno de los mayores retos, aparte de los tecnológicos, para llegar a Marte y en general para prolongar una estancia en el espacio exterior, es la radiación que reciben los astronautas en forma de rayos cósmicos.

Pero según publica la revista del Instituto de Física Plasma Physics and Controlled Fusion, científicos de esta institución han creado un escudo magnético protector que puede colocarse alrededor de una nave espacial.

Las partículas supercargadas que se desprenden del Sol de manera intermitente como “tormentas” y otras partículas de alta velocidad conocidas como rayos cósmicos que fluyen por nuestra galaxia también se dirigen hacia la Tierra, pero nuestro planeta tiene su propio “escudo protector”, llamado magnetósfera, para defenderse de esta radiación. Los astronautas de las misiones Apolo que caminaron en la Luna son los únicos seres humanos que han viajado más allá de la magnetósfera de la Tierra.

Pero estas misiones duraron unos ocho días, un tiempo prudencial para escapar a una posible tormenta de partículas, no los 18 meses que se calcula puede durar un viaje a Marte, lo que aseguraría que al menos una vez, estos astronautas se viesen envueltos por una tormenta solar.

Los investigadores simularon en el laboratorio el viento solar y usaron campos magnéticos para aislar un área dentro del viento solar, desviando las partículas alrededor de esta “burbuja magnética”. “Pensábamos que teníamos que crear algo muy grande, casi a escala planetaria, para poder desviar estas partículas, pero la primera vez que lo encendimos, funcionó”, aseguraron.

El campo de prueba creado apenas medía un metro y se dieron cuenta de que éste era capaz de ajustarse automáticamente, igual que lo hace la magnetósfera de la Tierra.

A pesar de la buena noticia, los científicos subrayan que todavía son necesarias más investigaciones y quizás tengamos que esperar unos 15 o 20 años para tener un escudo listo.

Fuente: BBC Ciencia

Crean huesos capaces de combinarse bien con los tendones

DolorIngenieros del Georgia Institute of Technology han empleado células de piel para crear huesos artificiales que imitan la capacidad del hueso natural de integrarse a otros tejidos, tales como tendones y ligamentos.

Hasta la fecha, los tejidos artificiales desarrollados no eran capaces de realizar un cambio gradual de hueso a tejido blando, sino que el cambio era de forma repentina, lo cual dificultaba la integración en el cuerpo. Este era uno de los mayores retos de la medicina regenerativa, lograr imitar esta transición gradual continua, porque anatómicamente así es cómo se estructura la mayor parte de los tejidos.

Una vez logrado esto, faltaba el paso más difícil, que el hueso artificial que se fundiese en los tejidos suaves y consiguir implantar la tecnología en tejidos vivos, lo cual se logró perfectamente.

Si la tecnología madura y logra superar las pruebas a las que se la someterá, una de sus aplicaciones podría ser la cirugía del ligamento cruzado anterior, que en la actualidad trae de cabeza a los cirujanos en el punto donde se unen el ligamento y el hueso.

El próximo paso tras demostrar que pueden implantar el tejido in vivo, y mantenerlo durante varias semanas en el lugar escogido, es comprobar que puede soportar el peso y la tensión durante un período de tiempo más extenso.

Fuente: Electrónica fácil

Proponen un método para almacenar C02 de manera natural

CO2Un estudio realizado por expertos estadounidenses comprobó un nuevo método para almacenar de forma natural las emisiones en exceso de dióxido de carbono, uno de los responsables del efecto invernadero en el planeta.

Científicos de la Universidad de Columbia en Nueva York, estudiaron una parte del manto interno de la Tierra que se encuentra expuesto en una zona del Sultanato de Omán, país ubicado al sudoeste de Asia, llamada Samail.

En ese lugar, la formación de peridotita, una roca que se genera de manera natural, permite la absorción de toneladas de CO2. Aunque el proceso de carbonatación de esta roca, o sea su proceso de formación, dura unos mil años.

Los científicos estudian la posibilidad de acelerar el proceso de creación de este mineral que contiene altos niveles de carbono. “La carbonatación de la peridotita puede ser acelerada mediante la perforación de la corteza, la fractura hidráulica, la inyección de CO2 purificado a altas presiones o aumentando la temperatura en las capas profundas”, aseguraron.

Este procedimiento de carbonatación de peridotita llegaría a almacenar más de 1.000 millones de toneladas de CO2 anualmente sólo en la roca encontrada en Omán. Además, el método sería seguro, poco costoso y permanente en el tiempo.

Fuente: Agencias

Theme Por Thematology y Themes y Templates
Alojamiento web en Dimensis

Cerrar
Enviar por Correo